-



 
 



Daily Inspiration

The more you choose to be present in the moment, the more you will experience the love, peace, joy and creativity of Spirit. To be present in the moment, you must be willing to let go of control and surrender to being guided by Spirit. Today, gently "sit" on your wounded self - the part of you who wants control, and allow the Presence of Love to move through you.

By Dr. Margaret Paul


Are You on Your Mobile Phone? Click here for 2800+ mobile optimized, self help and self growth articles.

Los hombres, las mujeres y el sexo

By Dr. Margaret Paul
December 31, 2006



¿Por qué los hombres se suelen concentrar más en el sexo y las mujeres en la intimidad emocional? ¡Descubre el porqué en este artículo!



Durante los muchos años que he dedicado a asesorar a parejas, a menudo he tenido que trabajar con los problemas sexuales de las relaciones estables. La queja más común de los hombres en lo referente al sexo es la frecuencia de los encuentros sexuales y la queja más común de las mujeres es la falta de intimidad emocional.

Existe una buena razón que justifica el que estas sean las quejas más comunes: ¡Los hombres y las mujeres son muy diferentes cuando se trata del sexo!

El instinto sexual biológico, o la carencia del mismo, tiene mucho que ver con la cantidad de testosterona presente en sangre. Los hombres tienen biológicamente más testosterona que las mujeres. La biología de los hombres les equipa para estar preparados para el sexo la mayor parte del tiempo, que es el modo que tiene la naturaleza para asegurar la supervivencia de las especies. Las mujeres, por otro lado, suelen no experimentar el instinto sexual a menos que se encuentren en medio del ciclo menstrual. Este hecho puede llegar a provocar grandes problemas en las relaciones.

A menudo he oído de los hombres quejas como estas:

"No es justo. Mi mujer tiene el control total de nuestra vida sexual. Si ella quiere, tenemos sexo. Si no quiere, no hay nada que yo pueda decir al respecto. ¿Por qué siempre tiene que ser lo que ella quiera?"

"Mi mujer se queja de que necesita sentirse en la intimidad antes de hacer el amor, pero es que yo suelo llegar a esa intimidad haciendo el amor"

"Yo ya no suelo buscar sexo porque me he cansado de ser rechazado, pero mi mujer dice que quiere que la persiga de un modo romántico. Siento que así, haga lo que haga, salgo siempre perdiendo"

"Opino que si yo le importara realmente a mi mujer, haría el amor conmigo aunque no estuviera excitada

A menudo he oído de las mujeres quejas como estas:

"Parece que él siempre está listo para tener sexo, pero yo no me excito a menos que nos sintamos cerca el uno del otro. Yo no puedo estar, por ejemplo viendo la tele una noche cualquiera y después tener ganas de hacer el amor"

"A menudo me siento empujada a tener sexo, como si hacerlo fuera más importante que cuidar de mi. Cuando hago lo que él quiere, me siento utilizada, y cuando no lo hago me enfrento a su ira, su resentimiento o su retraimiento. Haga lo que haga, salgo siempre perdiendo."

"Mi marido a menudo viene a mí como un niñito necesitado, esperando que le calme o le valide a través del sexo. ¡Puaj! ¡No encuentro nada erótico en un niñito necesitado!"

"Tiene que estar pasándome algo: Ya nunca me siento excitada"

El verdadero problema aquí, o al menos así lo es para la mayoría de los hombres de menos de 40, es que ellos están motivados biológicamente y las mujeres suelen estar motivadas emocionalmente. Las mujeres heterosexuales suelen excitarse sólo cuando su pareja es un hombre cálido, abierto, cuidadoso, y personalmente poderoso. La mayoría de ellas no se excita cuando su pareja es un hombre cerrado, distante, enfadado, enojado o necesitado.

Los problemas relativos a la frecuencia de los encuentros sexuales se pueden solucionar cuando los hombres y las mujeres aprendan a comprender y a aceptar las diferencias de cada uno. Los hombres tienen que aprender que las mujeres no están tan motivadas biológicamente como ellos. Muchas mujeres apenas piensan nunca en el sexo, mientras que la mayoría de los hombres son capaces de hablar de sexo varias veces al día. Cuando los hombres aprendan a comprender que a las mujeres les excita el amor, el romanticismo, la intimidad emocional, la calidez y el poder personal, puede que les motive aprender a ser los compañeros cariñosos, poderosos y románticos que necesitan las mujeres.

Cuando las mujeres acepten que la biología de los hombres es algo que ellos tienen muy presente, podrán dejar de rechazarles y empezar a apoyarles a la hora de crear más intimidad emocional, romanticismo y poder personal. Cuando las mujeres critican a los hombres en lugar de comprenderles y aceptarles, están contribuyendo a crear parte de la inseguridad que de hecho a ellas tanto les disgusta. Cuando una mujer aprecia, más que deprecia a su pareja por su sexualidad, puede encontrar maneras de satisfacer sus necesidades sin necesidad de sentirse utilizada.

Comprender y aceptar las diferencias y las necesidades de cada uno puede llevar, tanto a hombres como a mujeres a una vida sexual más satisfactoria.



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'Los hombres, las mujeres y el sexo' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with Los hombres, las mujeres y el sexo?

Search for solutions on Los hombres, las mujeres y el sexo within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.