Call: 888-6InnerBond (888-646-6372)
 



 
 



Daily Inspiration

When your body becomes your temple and you treat each cell with loving kindness, you will begin to know that each living thing upon this planet is but a cell of the greater Oneness. When you experience this Oneness, you will treat each living thing and the planet itself with the same loving kindness as you treat each cell of your body.

By


Límites: ¿Desde el Miedo o Desde el Amor?

By Por la Dra. Margaret Paul traducido por Arantza Ibarburu
November 26, 2012



En este artículo tratamos sobre las diferencias entre establecer un límite desde tu yo herido o desde tu Adulto Amoroso. Cuando ponemos los límites desde el miedo y la ansiedad, estamos funcionando desde nuestro yo herido e intentando controlar al otro. Cuando ponemos los límites desde al amor, con la intención de ser responsables y cuidar con amor de nuestro niño interior, estamos siendo Adultos amorosos.



Sabemos que un aspecto muy importante de ser un Adulto amoroso es establecer límites amorosos al Niño/a Interior. El que un límite sea o no amoroso dependerá de qué aspecto tuyo está poniendo el límite – el yo herido o el Adulto amoroso.

La intención del niño herido  al establecer un límite es controlar el  no ser controlado o rechazado por otra persona. El niño herido surge del miedo a ser invadido, rechazado, absorbido, abandonado, visto como inapropiado, malo o indigno, y se protege de estas posibilidades  del pasado en el momento presente. En lugar de discernir lo que está realmente pasando en este momento, la parte herida te protege de antemano, por si acaso alguien pueda invadirte o rechazarte. El yo herido entra en una interacción defendiéndote desde ya  contra sus miedos.

La intención del Adulto amoroso al establecer un límite  es cuidar amorosamente de si mismo en el momento. El Adulto amoroso distingue si el otro está abierto o cerrado, es amoroso o nada cariñoso. El Adulto amoroso es consciente con compasión de los sentimientos del Niño Interior en el momento (Paso Uno). Si hay cualquier otra cosa que no sea paz interior, el Adulto amoroso inmediatamente pasa a la intención de aprender (Paso Dos) para determinar ante qué  está reaccionando el Niño. (Paso Tres) y como afrontarlo de forma amorosa (Paso Cuatro). El Adulto amoroso entonces establece el límite (Paso Cinco) para cuidar del Niño. A veces el límite se puede establecer con suavidad, junto con la intención de aprender con el otro. “No me gusta que se me hable con esta ira ( o a la defensica, etc.). ¿Quieres hablar de lo que te está disgustando?” Otras veces, cuando ya sabes que el otro no se va a abrir, el límite hay que establecerlo con firmeza y actuar inmediatamente, diciendo algo como “Esto no está bien. Hablemos cuando sientas que estás abierto”, mientras te desenganchas de la conversación.

Cuando tener la razón o no ser rechazado o controlado por otro/a sea más importante que ser amoroso contigo mismo y con los demás, es tu yo herido el que está al mando. Cuando te encuentres sintiéndo que tienes que justificarte, que te resistes, te criticas, te enfadas o te cierras, se consciente de tu intención. ¿Qué es más importante  para ti en este momento? ¿Tienes miedo a  que abrirte a aprender y a amar te haga vulnerable a ser controlado por los demás?. ¿Crees que abrir tu corazón es ceder ante alguien que quiere que estés abierto? ¿Temes no saber como cuidar  bien de ti mismo/a si alguien se enfada, critica, o de alguna otra manera es invasivo o te rechaza? Si es esto lo que estás experimentando, entonces necesitas revisar tu relación con tu Guía Superior. ¿Estás desconectado de recibir los mensajes del Espíritu en lo refente a las Acción amorosa? ¿Crees que realmente no hay nadie ahí para ayudarte, que tienes que saber qué es lo que hay hacer y hacerlo  todo por ti mismo/a?

Solamente cuando estamos abiertos a a aprender y a amar podemos sentir, escuchar, y percibir los mensajes que constantemente  nos llegan de nuestro Guia espiritual. Solo entonces podemos saber como cuidar amorosamente de nostros mismo/as en el momento. Cuando tenemos miedo de estar abiertos a Dios/Espíritu, entonces nos quedamos atascados haciéndolo todo solos. Cuando ocurra esto, ha llegado el momento de analizar nuestras falsas creencias sobre el Amor Divino.

La vida se vuelve mucho más pacífica y divertida cuando no tenemos que protegernos de antemano. Terminamos teniendo mucha más energía cuando no tenemos que cosntantemente imaginarnos antes de tiempo como estar a salvo, confiando en que nuestro Adulto amoroso, en co-creación con Dios, llevará a cabo la acción apropiada para mantenernos a salvo. 



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'Límites: ¿Desde el Miedo o Desde el Amor?' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with Límites: ¿Desde el Miedo o Desde el Amor??

Search for solutions on Límites: ¿Desde el Miedo o Desde el Amor? within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in