Call: 888-6InnerBond (888-646-6372)
 



 
 



Daily Inspiration

When your body becomes your temple and you treat each cell with loving kindness, you will begin to know that each living thing upon this planet is but a cell of the greater Oneness. When you experience this Oneness, you will treat each living thing and the planet itself with the same loving kindness as you treat each cell of your body.

By


Pelear o huir durante el conflicto en las relaciones

By Por la Dra. Margaret Paul traducido por Grace Escaip
December 14, 2012



El conflicto no se resuelve cuando tratamos de resolverlo dominados por la respuesta al estrés. Aprende como manejar el conflicto de maneras amorosas y a sanar el miedo que activa la respuesta de pelear o huir.



La respuesta de pelear o huir es la respuesta natural ante el peligro. Nuestros cuerpos están creados para pelear o huir cuando estamos ante un peligro, como el ser atacados por un león. Cuando nos enfrentamos ante esta clase de peligro, segregamos las hormonas del estrés en nuestro cuerpo, ocasionando que algo de sangre deje nuestro cerebro y órganos y se vaya a nuestros brazos y piernas. Esto es vital para nosotros si de hecho estamos siendo atacados por un león o un malhechor. El problema es que ésta misma respuesta ocurre cuando nos dan miedo otras situaciones, como el conflicto con nuestra pareja.

En el conflicto con la pareja, necesitamos tener la capacidad total de nuestra mente para manejar racional y amorosamente la situación. Sin embargo en el momento en el que nos da miedo, algo de sangre deja el cerebro, no podemos pensar muy bien, y automáticamente nos vamos a pelear, huir o nos congelamos. Eso es cuando las parejas tienden a pelear o a retraerse, y ninguna de estas dos reacciones lleva a la resolución del conflicto.

Obviamente pelear, huir o retraerse no son la mejor manera de manejar el conflicto. Sin embargo cuando los miedos se disparan – miedos de perder al otro por rechazo o abandono, o de perderte a ti mismo y ser controlado por tu pareja – la respuesta al estrés es activada automáticamente y te encuentras a ti mismo peleando o desconectándote. No importa qué tanto te digas a ti mismo que la próxima vez vas a responder diferente, en el momento en el que el miedo se activa tú automáticamente atacas, defiendes, gritas, culpas o te desconectas, complaces o te retraes.

¿Qué puedes hacer acerca de esto?

Existen dos soluciones a este dilema.

1.     En el momento en el que haya una energía tensa entre tú y tu pareja, es mejor para los dos retirarse del conflicto por lo menos por 15 minutos. Durante este tiempo, te puedes calmar y hacer un proceso de Inner Bonding. Conforme la respuesta del estrés se vaya de tu cuerpo, puedes pensar mejor. Esto te permite abrirte a aprender acerca de tu parte en del conflicto. Una vez que tengas claro qué es lo que tú estas haciendo para causar el conflicto y qué es lo que tienes que hacer diferente, te puedes reconectar con tu pareja y hablarlo. A veces ni siquiera hay nada de que hablar, porque el conflicto era acerca de pelear o huir en lugar de ser acerca de algún asunto específico. La mayoría de las veces, es la respuesta de estrés en sí misma lo que es el problema. Cuando te tomas el tiempo para calmarte, vas a poder ser capaz de disculparte por tu enojo, por culpar, defenderte o retraerte, y el conflicto se acaba.

 

2.     La segunda solución es una solución a largo plazo. Se trata de hacer suficiente trabajo interior con Inner Bonding para que así tus miedos de rechazo, abandono y sofocamiento gradualmente disminuyan. Entre más aprendas a valorarte a ti mismo, en lugar de esperar que tu pareja defina tu valor y el ser digno de amor, vas a tener menos miedo al rechazo. Entre más aprendas a cuidar amorosamente de tus propios sentimientos y necesidades, vas a ser menos dependiente de tu pareja. Cuando tu miedo al rechazo disminuye, también disminuye tu miedo al sofocamiento. Las personas se sacrifican y permiten ser controladas y consumidas por su pareja como una forma de evadir el rechazo. Cuando el rechazo ya no da tanto miedo, te vas a encontrar con que tu miedo a ser controlado disminuye.

Entre menos miedo tienes, menos se te va a disparar la respuesta al estrés de huir o pelear. Entre más seguro te sientas en tu interior, debido a aprender a valorarte a ti mismo y a aprender a cuidarte amorosamente, menos miedo vas a sentir de cara al conflicto. Así es como dejas de ser tan reactivo y eres capaz de permanecer abierto y cariñoso de cara al conflicto.

No tiene ningún sentido continuar con el conflicto cuando uno de ustedes o los dos vienen del miedo. Continuar un conflicto cuando la respuesta de pelear o huir es activada solamente va a erosionar la relación. Hasta que puedas permanecer con el corazón abierto durante el conflicto, es mejor continuar siguiendo la primera solución – tomarte un tiempo hasta que te sientas con el corazón abierto.



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'Pelear o huir durante el conflicto en las relaciones' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with Pelear o huir durante el conflicto en las relaciones?

Search for solutions on Pelear o huir durante el conflicto en las relaciones within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in