Call: 888-6InnerBond (888-646-6372)
 



 
 



Daily Inspiration

None of us heals alone. The wounded self believes we have to go it alone, but part of the job of the loving Adult is to reach out for help when help is needed. Today, reach out and receive the help you may be needing.

By


Acogiendo el pánico

By Por la Dra. Margaret Paul traducido por Grace Escaip
September 02, 2014



Descubre cómo manejar el pánico de una manera que permita que se disipe en lugar de hacerse más grande.



¨Esto es lo extraño acerca del pánico - cuando nos recargamos en él, afloja la empuñadura con la que nos tiene agarrados.¨ Daniel Siegel, M.D.

¨El poder de la reflexión nos permite acercarnos, en lugar de retirarnos, de, lo que sea que la vida nos traiga. Y cuando aprendemos a ´quedarnos con´ un sentimiento, para darle su tiempo en el darse cuenta, entonces descubrimos que los sentimientos - incluso los sentimientos muy fuertes y difíciles - primero se elevan y luego se disipan, como olas rompiendo en la orilla.¨ Daniel Siegel, M.D; Mindsight, P. 140

El Paso Uno de Inner Bonding es acerca de acoger - incluso dar la bienvenida - a todos nuestros sentimientos, incluyendo el pánico. Puede parecer contradictorio movernos hacia nuestros sentimientos aterradores en lugar de alejarnos de ellos, sin embargo, entre más nos alejemos del pánico y de otros sentimientos dolorosos, más pánico causamos.

¿Por qué es esto verdad? Existe una muy buena razón.

Imagínate a un niño pequeño que de repente se encuentra solo en un lugar desconocido. Generalmente, el niño empezaría a sentir pánico. Después imagina que los padres ven al niño y saben que el niño se siente perdido, y el niño ve que los padres lo ven, pero en lugar de acercarse al niño, los padres se alejan. Ahora el pánico del niño aumenta.

De hecho esto le pasó a un cliente mío. El muy abusivo de su padre decidió que necesitaba aprender a cuidarse de sí mismo, así que cuando tenía seis años, su padre lo dejó en un bosque y se fue. El niño no tenía ni idea de dónde estaba o cómo poder regresar a su casa. Su padre lo dejó ahí toda la noche, y cuando su padre finalmente  lo encontró él estaba casi muerto. Por supuesto, esto estableció un profundo terror de abandono que lo persiguió por el resto de su vida, hasta que él aprendió cómo rescatar a su propio niño interior.

Mientras que éste ejemplo constituye un claro abuso, muchas veces lo mismo nos pasa a cada uno de nosotros a nivel interior. Cuando nuestro niño interior siente pánico, es porque siente que lo dejamos solo y abandonado en nuestro interior. Cuando nos queremos alejar de nuestro pánico, nuestro niño interior se siente aun más apanicado. Es por eso que cuando nos ´recargamos en él´ y nos quedamos con él, como sugiere Daniel Siegel en la cita anterior, gradualmente subside.

Mientras que algún pánico es causado por estrés post-traumático, mucho de nuestro pánico es causado por nuestro propio auto-abandono. Sin embargo, en cualquiera de los casos, la sanación ocurre cuando aprendemos a ser un adulto amoroso y acogemos al pánico en lugar de hacer lo que sea por evadirlo.

Así como un niño apanicado se calma cuando un padre amoroso lo abraza y acoge con una calma amorosa, ayudando al niño a regular sus sentimientos a través de  experimentar la calma del padre, de la misma manera nuestro niño interior se calma cuando nos abrimos e invitamos a la calma del lo superior a nuestro corazón y acogemos a nuestros sentimientos con esa calma. Entre más practiquemos esto, más caminos neuronales para la calma se van a formar o establecer en nuestro cerebro.

A veces, puede ser que necesitemos la amorosa y calmada ayuda de otro para regular nuestro sistema nervioso, y es ahí cuando necesitamos pedir un abrazo - si hay alguna persona amorosa a nuestro alrededor. Incluso abrazar a un perro o a un gato nos puede ayudar a regularnos - o un caballo si es que eres lo suficientemente afortunado de tener uno. Nuestras amorosas mascotas pueden ser una maravillosa ayuda para regular nuestros sentimientos.

La próxima vez que el miedo o el pánico o algún otro sentimiento intenso y doloroso surja, muévete hacia él, dale la bienvenida, acógelo con compasión. Puede ser que te sorprendas de lo rápido que ¨afloja su empuñadura¨ y se disipa, ¨como olas rompiendo en la orilla.¨



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'Acogiendo el pánico' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with Acogiendo el pánico?

Search for solutions on Acogiendo el pánico within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in