Call: 888-6InnerBond (888-646-6372)
 



 
 



Daily Inspiration

How often are you present in this moment? It is only when you are present and mindful of the moment that you feel the Presence of Spirit within - which is your true Self. Today, practice being mindful of this moment - with your breath, with your feelings, with nature, and with a person or situation.

By


Haciendo las paces con el tiempo perdido

By Por la Dra. Margaret Paul traducido por Grace Escaip
September 02, 2014



¿A veces miras atrás y sientes como si hubieras desperdiciado tu vida cuidando a otros o tratando de lograr que otros cuidaran de ti?



Muchas veces, en mi trabajo con mis clientes y con gente que viene a mis intensivos y talleres, una vez que entienden que se han estado abandonando a sí mismos, se sienten muy estresados acerca de lo que ellos llaman ´tiempo perdido.´ Yo entiendo esto porque una vez yo me sentí de la misma manera. Yo estaba a la mitad de mis cuarenta cuando me di cuenta de que en realidad nunca había vivido porque me había estado abandonando a mi misma toda mi vida. Este asunto está tipificado por la pregunta de Ashley:

¨¿Podrías por favor aconsejarme cómo hacer las paces con el tiempo perdido/desperdiciado, no habiendo vivido y poniéndome en primer lugar sino en lugar de eso cuidando gente, complaciendo, sacrificando, existiendo/sobreviviendo, sanando el trauma del pasado, haciéndome cargo de mis padres, etc.?¨

El concepto de tiempo desperdiciado es una idea falsa. Todo lo que has sido hasta ahora te ha estado preparando para el nuevo camino en el que ahora te estas embarcando. Todo lo que has estado haciendo-sanando del trauma, cuidando a otros, sacrificándote-ha formado los cimientos para ahora ser capaz de amarte a ti misma.

Respira, ve a tu interior, y ábrete a aprender acerca de todo lo que has experimentado hasta ahora. Has aprendido lo que no funciona para ti - lo que no te hace sentir en paz y dichosa. Has aprendido acerca del pasado y como te volviste una cuidadora o tomadora (del inglés taker). Como resultado de tus experiencias de aprendizaje y de sanación, has desarrollado tu darte cuenta, tu residencia y tu fuerza. Nada de lo que has hecho ha sido un desperdicio.

Yo veo mi vida de antes y veo que no existe ninguna manera posible en la que yo podría estar en el estado de dicha en el que ahora estoy muy a menudo sin el dolor por el que atravesé. Como Moisés en el desierto, todos necesitamos ser pulidos para estar listos para amarnos a nosotros mismos. Ninguno de nosotros crecemos sin roces. Todos tenemos heridas que necesitan ser atendidas  sanadas. Esto es un proceso, y en algún punto en este proceso, esperemos que descubras que la verdadera sanción ocurre conforme aprendes a amarte a ti misma.

Hacer las paces con lo que tu puedes pensar que es un tiempo desperdiciado o perdido  significa reconocer que eso no existe. Todo por lo que atravesamos es parte del preparativo. Esperemos que todo nos mueva más y más hacia la sabiduría que necesitamos para completar nuestra misión en el planeta, para evolucionar en nuestra habilidad de amarnos a nosotros mismos y a los demás, y para manifestar nuestros dones y talentos en el planeta.

Yo estoy agradecida por todo lo que atravesé y me trajo a donde estoy ahora. Miro hacia atrás y veo que para nada hubo tiempo perdido. Los primeros 45 años de mi vida, cuando no tenia ni la menor idea de cómo amarme a mi misma, fueron años por los que tuve que pasar para finalmente romper el cascarón de la miseria de mi auto-abandono. Necesitaba alcanzar ese punto de infelicidad para finalmente estar dispuesta a aprender cómo asumir la responsabilidad por mis propios sentimientos en lugar de seguir cuidando de los sentimientos de los demás. Necesité enfermarme lo suficiente físicamente para darme cuenta que si no aprendía cómo amarme a mí misma, y tomar el riesgo de perder a todos los que estaba cuidando- mi esposo, mis hijos, mis padres, mis amigos y mis clientes - lo más seguro era que me muriera.

¿Tiempo perdido para alcanzar ese punto? ¡Para nada! ¿Cómo podría haber alcanzado el punto de finalmente romper el cascarón y tomar los riegos que necesitaba tomar si no hubiera atravesado por todo lo que atravesé? ¡Ningún tiempo perdido aquí!



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'Haciendo las paces con el tiempo perdido' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with Haciendo las paces con el tiempo perdido?

Search for solutions on Haciendo las paces con el tiempo perdido within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in