Call: 888-6InnerBond (888-646-6372)
 



 
 



Daily Inspiration

Do you have an inner critical taskmaster who keeps telling you what to do? Do you have another inner part that resists being told what to do? Do you get stuck in procrastination due to this inner power struggle? Do you find you automatically resist doing whatever someone else wants you to do? Today, notice your resistance and where it is coming from - within or without.

By


La Ley del Amor: la pieza que falta en la Ley de Atracción

By Grace Escaip
February 01, 2014



Si has intentado hacer que la Ley de Atracción trabaje a tu favor, pero no has podido manifestar la vida que quieres, puede ser que al aplicar lo que establece la ley, te este faltando una pieza importante para lograrlo. Este artículo habla acerca de lo que puede estar faltando.



Si eres una persona que ha resonado con la ley de atracción, si este concepto ha llamado mucho tu atención, te ha maravillado, atraído e interesado tanto que has comprado todos o casi todos los libros que hablan de esto, que has tomado tantos talleres como has podido acerca de este tema, que estas al pendiente de todos los webinars relacionados con el tema para poder escucharlos; si te sientes completamente atraído por todo lo que tenga que ver con la ley de atracción porque cada vez que lees o escuchas a los grandes autores que hablan de este tema algo en tu ser vibra, te emocionas, te motivas, te animas, algo en tu ser sabe que esto es verdad, algo en tu ser sabe y siente que solamente está recordando algo que siempre ha sabido , algo que sabe qué es lo que le está faltando para crear la vida que por derecho de nacimiento estas destinado a vivir, que es esto exactamente lo que falta para manifestar la versión más grande de ti mismo...

Si después de leer o escuchar a todos estos autores decides con toda determinación y con el ánimo del momento empezar (¡ahora sí!) a aplicar esta ley y todo lo que has aprendido acerca de ella, y entonces empiezas a tratar de no tener pensamientos negativos, o a tratar una vez que los tienes de cambiarlos por unos positivos, a tratar de no sentir tus sentimientos incómodos y a forzarte a sentir aprecio, gratitud, alegría, paz, compasión etc.; a tratar de hablar usando solamente palabras que apoyen lo que quieres manifestar aunque ni tú te la creas... si tratas de hacer doscientas cincuenta y dos mil afirmaciones al día y aparte llenar toda tu casa, carro, oficina, locker del club, etc. lleno de post-its con afirmaciones y frases escritas, si posteas todas estas afirmaciones en facebook, si cada vez que vas a pagar algo sientes miedo y ansiedad y lo que haces es empezar a decirte "yo soy la fuente de toda mi abundancia, yo ya tengo dinero, a mi nada me falta", "todo lo que quiero ya existe aquí y ahora" etc., si ya hiciste tu "vision board" (pizarrón de expectativas) y tu collage con todas las cosas que quieres tener, si, debido a que se te ha dicho que tienes que sentirte como te sentirías si ya hubieras logrado manifestar todo lo que quieres y entonces haces toda clase de visualizaciones donde te ves con todo lo que quieres ya realizado para lograr evocar esos sentimientos, si has hecho TODO esto y ya estas manifestando la vida que quieres: ¡¡¡FELICIDADES!!!

Pero si has hecho todo esto, si tú has seguido al pie de la letra todo lo que se te ha enseñado acerca de la ley de atracción y aun así no has logrado manifestar la vida que quieres, o si sí has podido pero se te ha hecho difícil mantenerte constantemente haciendo todo esto... Si es así, ¡yo me identifico contigo!, y esta es la razón de ser de este libro, porque en un punto en mi vida yo estaba y me sentía igual que tú; no sé si te pasa igual, pero a mí, muchas veces al tratar de aplicar la ley de atracción y ver que no me funcionaba me frustraba, enojaba, deprimía, o incluso me avergonzaba o me culpaba, o sentía miedo por no poder mantenerme en ese estado de gratitud o aprecio, o por no poder cambiar a fuerza mis pensamientos o sentimientos. Todo esto me desanimaba mucho, a veces hasta trataba de creer que todo lo relacionado con la ley de atracción es un invento, y me alejaba del concepto y de todo lo que tuviera que ver con él. Pero eso sí: nunca pude, nunca pude sentir que la ley de atracción no existía o que todo lo que se decía acerca de ella no era cierto. ¡Inclusive me molestaba o inclusive me enojaba cuando alguien no creía o se burlaba de este concepto de esta ley del universo! Algo en mi ser sabía que realmente así era como funcionaban las cosas, lo aceptara o no, lo creyera o no, la usara conscientemente o no... Además, nunca pude dejar de sentirme atraída por ella y por todos los maestros que la enseñan. No había duda, no había duda en que todo lo que escuchaba y leía era verdad, pero entonces me preguntaba por qué no estaba funcionando para mí, qué estaba haciendo o qué no estaba haciendo yo para que a mí me funcionara como yo quería.

Muchas veces me daba cuenta y sabía que tal vez era porque realmente no lograba sentirme como se suponía que me tenía que sentir para manifestar lo que quería. Me daba cuenta que la mayor parte del tiempo no podía sentir aprecio y gratitud por mi realidad, que la mayor parte del tiempo no podía mantenerme en el estado y con los sentimientos que me producían las visualizaciones, que por más que afirmara "soy suficiente", "yo valgo mucho", "soy merecedora de todo lo bueno", "a mí nada me falta", "yo soy la fuente de toda mi abundancia", "yo tengo una salud perfecta" etc., en el fondo no lo creía y mucho menos me trataba como si todo esto fuera verdad. Y así seguía por mi camino tratando de hacer y de manifestar mis sueños a través de un proceso tanto académico, de investigación y autodidacta como personal, espiritual y experiencial. La mayor parte del tiempo de este proceso fué exigiéndome mucho, tratándome mal y con mucho, muchísimo estrés, lo que ahora sé que fue parte de la razón por la que la ley de la atracción no me funcionaba, o mejor dicho, no funcionaba a mi favor.

No fue hasta que empecé mi proceso con Inner Bonding (de hecho, hasta que ya llevaba bastante tiempo utilizando la maravillosa herramienta que es), que las cosas empezaron a cambiar. Empecé a notar que estaba manifestando cosas que ni siquiera me había imaginado pero que me estaban dando lo que quería, que estaba manifestando un estilo de vida bastante apetecible.

Paralelamente seguía mi interés en la ley de atracción, pero fue entonces con las enseñanzas de mi gran mentora Margaret Paul, junto con mi guía y sabiduría interior y superior que empecé a notar y a darme cuenta lo que me estaba faltando incorporar, o unir, o combinar, con el concepto o principio que estaba escuchando o leyendo. Cada vez veía y sentía con mucha más claridad qué me estaba faltando para poder aplicar y hacer funcionar a mi favor la ley de atracción; cada vez que leía o escuchaba algo relacionado con la ley de atracción me seguía fascinando; pero la diferencia era que ahora al escuchar lo que se decía de ella también me daba cuenta y sabía desde lo más profundo de mi corazón lo que me faltaba, es decir, por qué no era fácil hacer lo que se sugería para aplicar la ley a mi favor. Cada vez lo veía más y más claro, y entre más claro lo veía y trataba de aplicar lo que intuía o lo que sabía que faltaba fue que así poco a poco y con una gran dedicación, devoción y perseverancia en mi proceso personal y profesional, que un día vino a través de mi o me di cuenta que ¡¡¡Esto era lo que me faltaba entender o unir!!! para poder estructurar, aplicar y explicar, el concepto que un día había recibido de mis guías y este concepto es LA LEY DEL AMOR.

Entendí entonces que para poder hacer funcionar a mi favor la ley de atracción tenía que aplicar también (al mismo tiempo---si no es que primero) la "LEY DEL AMOR". Lo veía tan claro, era tan obvio para mí, lo sentía y lo sabía desde un lugar tan profundo que primero empecé a darme cuenta que esto era lo que realmente había hecho cuando empecé a manifestar lo que me estaba empezando a llegar de lo que quería, solamente que lo había hecho sin conciencia de qué era lo que estaba haciendo y qué era lo que estaba haciendo funcionar a mi favor la ley de atracción. Entonces lo empecé a aplicar con mucha conciencia en mi propia vida o en mi propio proceso. Después, cada vez más segura, lo empecé a decir en voz alta: primero a mi esposo, totalmente convencida de lo que sabía, después se lo empecé a decir y a compartir a mis clientes, y a quien tocara conmigo el tema de la ley de atracción. Entre más lo decía, más sentido me hacía o tenía para mí, y fue así que cada vez sentía más y más una gran necesidad de comunicar esto; de transmitirlo, de compartirlo... y lo primero que se me ocurrió fue empezar a escribir artículos donde hablara de esto y lo empezara a explicar.

Comenté esto con mi esposo y él me preguntó que para qué escribía artículos, que quizás era mejor escribir un libro acerca de esto, inmediatamente me gustó y me emocionó la idea. Fue así como aplicando la ley del amor y la ley de atracción empecé el proceso para manifestar este libro titulado "La Ley del Amor: la Pieza que Falta en la Ley de Atracción"; no sé cuanto tiempo me va a llevar manifestar el libro, pero por el momento mi intención es disfrutar el proceso. El principal propósito de este libro es mi enorme y profundo deseo de que a través de mi muy personal estilo y frecuencia, pueda expresar, transmitir y compartir contigo lo que he recibido y aprendido tanto de mis mentores (sobre todo de Margaret Paul) como también expresar y transmitir los conceptos e ideas que han venido a través de mí. Y sobre todo, lo que es en esencia la razón de ser de este libro, lo que he observado, aprendido, unido y experimentado acerca de la ley del amor, ya que como pude experimentar tanto personal como profesionalmente, es el entendimiento y sobre todo la verdadera aplicación de la ley del amor a través de acciones concretas y prácticas la pieza que estaba faltando para que la ley de la atracción o de la manifestación funcione en favor de quien la desea aplicar.

La razón principal de este artículo es no esperar a que termine mi libro para poder decirte que si practicas con dedicación Inner Bonding puedes tener la seguridad que vas a estar aplicando a tu favor la ley de atracción y LA LEY DEL AMOR.



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'La Ley del Amor: la pieza que falta en la Ley de Atracción' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with La Ley del Amor: la pieza que falta en la Ley de Atracción?

Search for solutions on La Ley del Amor: la pieza que falta en la Ley de Atracción within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in