Call: 888-6InnerBond (888-646-6372)
 



 
 



Daily Inspiration

Do you judge others or accept others? (Accepting is not the same as condoning). Do you judge yourself or accept yourself? Today, notice who you choose to be, accepting or judgmental. Who you choose to be has nothing to do with who someone else is or what they are doing. You have free will to choose to be loving or unloving, accepting or judgmental. No one determines that for you, no matter what they are doing.

By


Compartir sentimientos: ¿información o ataque?

By Por la Dra. Margaret Paul traducido por Grace Escaip
March 26, 2012



Cuando compartes tus sentimientos con una persona con la que estas molesto, ¿qué pasa? Descubre cuando es útil compartir tus sentimientos, y cuando es controlador.



“Estoy enojado contigo.”

“Me estoy sintiendo verdaderamente lastimado por lo que me dijiste.”

“Estoy tan decepcionado de ti.”

“Me estoy sintiendo verdaderamente irritado contigo.”

 

¿Qué tan seguido le dices estas cosas a los demás? ¿Y cómo responden generalmente?

¿Se ponen a la defensiva?

¿Se enojan?

¿Se retraen?

¿Te dan un sermón o te explican las cosas, tratando de sacarte de tus sentimientos?

¿Se vuelven personas complacientes, tratando de arreglar tus sentimientos?

¿Están abiertos y curiosos?

Lo más probable, es que respondan con alguna forma de comportamiento de protección o de defensa, porque probablemente ellos se sienten atacados.

¿Por qué se sienten atacados por la expresión de tus sentimientos?

Cuando alguien ha hecho algo que es molesto para ti, la pregunta que te debes de hacer a ti mismo cuando estas compartiendo tus sentimientos con esa persona es: ¿Cual es mi intención en compartir mis sentimientos con esta persona?

Existen dos posibles respuestas a esta pregunta:

  1. Estoy compartiendo mis sentimientos para dar información.
  2. Estoy compartiendo mis sentimientos para culpar a la persona por causar mis sentimientos.

Si estabas compartiendo tus sentimientos para dar información, tal vez dijiste, “me siento enojado contigo, así que voy a salir a caminar y a tratar de lidiar con esto.”

Si estabas asumiendo la responsabilidad por tus propios sentimientos, puede ser que no digas nada a la otra persona acerca de tus sentimientos. Te irías a tu interior y explorarías qué te estas diciendo a ti mismo que esta causando que te sientas enojado, herido, decepcionado, o irritado. Puede ser que compartas información, como, “me siento estresado, así que me voy a dar un baño.”

Pero si solamente dices, “estoy enojado contigo,” o “heriste mis sentimientos,” entonces no estas asumiendo la responsabilidad por tus sentimientos – tu le estas aventando tus sentimientos a las otras personas, y él o ella se va a sentir culpado.

¡”Pero si él si me hizo enojar!” puedes estar pensando. “Ella sí hirió mis sentimientos.” “Él sí me decepcionó.” Detrás de estas afirmaciones yace una gran falsa creencia – la creencia de que los demás causan nuestros sentimientos.

No es lo que la otra persona hace o dice lo que causa tus molestias, sino tus expectativas y lo que te dice a ti mismo acerca del comportamiento del otro son lo que causa tus sentimientos dolorosos. Si esperas un regalo de cumpleaños y no lo recibes, te vas a sentir decepcionado, pero es tu expectación la que causó esta decepción. Si alguien te ignora o te rechaza, ¿qué te dices a ti mismo? ¿ Te dices a ti mismo que no eres lo suficientemente bueno, que no eres lo suficientemente digno de amor? Esto es lo que te va a herir o lo que te va a hacer sentir enojado. Tu te vas a sentir herido o enojado cuando te permites a ti mismo tomarte personal el comportamiento de los otros. Si tu después los culpas por tus sentimientos, estas siendo una víctima en lugar de asumir la responsabilidad de haberte tomado su comportamiento como algo personal.

Los demás seguramente se van a sentir manipulados, culpados y controlados cuando haces una afirmación como “estoy enojado contigo,” o “me siento herido por lo que dijiste.” Si la otra persona dice “Ese es tu problema,” o responde con enojo, a la defensiva, o se retrae, y después tu respondes con “Yo solamente estoy compartiendo mis sentimientos,” la interacción se puede tornar verdaderamente enredada.

La próxima vez que compartas tus sentimientos y la otra persona se enoje, defienda, o se retrae, tomate un momento para investigar tu propia intención. Lo más seguro es que encubiertamente tu estés culpando a la otra persona por tus sentimientos. Cuando descubras que esto es lo que estas haciendo, desengánchate de la interacción y haz un proceso de Inner Bonding para explorar como puede ser que tu estés causando tus propios sentimientos. ¿Qué te estas diciendo a ti mismo y como te estas tratando a ti mismo que esta causando tus sentimientos de molestia?

Vas a descubrir que tus interacciones con los demás van a mejorar muchísimo cuando dejes de ser una víctima por culpar a los demás de tus sentimientos y empieces a asumir la responsabilidad por tus propios sentimientos a través de tu práctica de Inner Bonding.



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'Compartir sentimientos: ¿información o ataque?' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with Compartir sentimientos: ¿información o ataque??

Search for solutions on Compartir sentimientos: ¿información o ataque? within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in