Daily Inspiration

Consciously notice and think about what you are grateful for and what brings you joy. Notice how you feel when your thoughts are on what you want rather than on what you don't want.

By


Are You on Your Mobile Phone? Click here for 2800+ mobile optimized, self help and self growth articles.

Auto-lástima o Auto-compasión

By por Dr. Margaret Paul traducido por Grace Escaip
November 11, 2011



¿Entiendes la diferencia entre auto-lástima y auto-compasión?



Hay una gran diferencia entre sentir lástima por ti mismo y sentir benevolencia hacia ti mismo.

Auto-lástima

Cuando te ves a ti mismo como una víctima, te regodeas en la auto-lástima. Te conviertes en un pozo sin fondo de miseria, y puedes encontrarte a ti mismo llorando interminables lágrimas de víctima. Puedes decir cosas como:

  • ¿Por qué las cosas malas siempre me pasan a mí?
  • Soy un perdedor(a) y siempre seré un perdedor(a).
  • No es justo.
  • Dios está aquí para todos menos para mí.
  • Yo simplemente no soy uno de los que tienen suerte.
  • Todo es mi culpa. No soy suficiente.

La auto-lástima puede tener dos propósitos:

  • Hace que no tengas que asumir la responsabilidad por ti mismo. Si te ves a ti mismo como un perdedor o como alguien que no es suficiente o que no tiene suerte, entonces no tendrás que llevar a cabo acciones amorosas para tu propio bien.
  • La esperanza de la auto-lástima puede ser hacer sentir lo suficientemente culpable a alguien más para que se haga responsable de ti. La auto-lástima es una forma de control para evitar cometer errores, y posibles fracasos, a través de hacer que alguien más sienta la suficiente lástima o culpa para que se haga cargo de ti.

¿La auto-lástima te esta funcionando? Aunque logres que alguien más haga por ti lo que necesitas hacer tu por ti mismo, ¿te esta haciendo sentir dichoso y seguro? El precio que pagas por no asumir la responsabilidad de ti mismo puede muy grande.

Cuando te permites la auto-lástima, puede ser que estés tratando que alguien más te dé la compasión que necesitas darte tú a ti mismo. La compasión de los otros siempre se siente muy bien, pero si estas atorado en el auto-juicio y en la auto-lástima, el efecto positivo de esa compasión no va a ser duradero.

Por muchos años de mi vida, yo fui una víctima, siempre tratando que alguien más me diera la compasión que de niña no recibí. Casi siempre la gente se resistía a darme lo que yo quería, ya que no querían sentirse controlados por mí, y no podían sentir mucha compasión hacia mí cuando yo me estaba abandonando a mi misma.

Fue un gran cambio en mi vida cuando me di cuenta que yo podía darme a mi misma la compasión que tanto había estado tratando de obtener de los otros.

Auto-compasión

Mientras que la energía de la auto-lástima tiene una frecuencia muy baja, y se retroalimenta para llevarte a niveles aún más bajos, la energía de la auto-compasión es poderosa y te eleva.

La auto-lástima proviene de las falsas creencias del ego yo herido, mientras que la energía de la auto-compasión viene hacia ti a través de tu conexión espiritual.

Cuando sientes lástima por ti mismo, tu corazón se cierra al amor y a la sabiduría que están en tu interior y en todo tu alrededor; cuando escoges ser amable y gentil contigo mismo, tu corazón se abre al amor, a la sabiduría y al poder del espíritu.

La auto-lástima viene de la intención de controlar y evadir, mientras que la auto-compasión viene de la intención de ser amoroso contigo mismo.

Cuando escoges ser compasivo contigo mismo, talvez le digas a tu niño(a) interior – la parte de ti que siente – cosas como estas:

  • Yo sé que esto es muy difícil, y yo estoy aquí para ti. Tu no estas solo(a)
  • Los retos de la vida pueden ser muy dolorosos. Me da mucha pena que tengas que pasar por todo esto. Te amo y vamos a estar bien.
  • Esta situación dolorosa no tiene nada que ver con que tu seas malo(a) o que no seas suficiente. Todos tienen retos difíciles en la vida. No estas siendo castigado(a).
  • Está bien que llores cada vez que lo necesites. Vamos a buscar consuelo cuando lo necesites.

Hay una gran diferencia entre buscar, y tratar de manipular a alguien para que sienta pena por ti y te cuide. Cuando sientes lástima por ti mismo, te has abandonado, mientras que cuando eres compasivo contigo mismo, estas asumiendo la responsabilidad de ti mismo. A veces esto incluye pedir ayuda a los demás: no siempre lo podemos hacer solos; sin embargo, pedir ayuda es muy diferente a pedir que alguien más lo haga por ti.

Para mí, la paradoja es que, una vez que aprendí a conectarme con mi fuente de Guía espiritual y me di a mi misma la compasión que necesitaba, empecé también a recibir la compasión de los demás. Esta compasión de los demás es la cereza en el pastel, y no el pastel en si.



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'Auto-lástima o Auto-compasión' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with Auto-lástima o Auto-compasión?

Search for solutions on Auto-lástima o Auto-compasión within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in