Call: 888-6InnerBond (888-646-6372)
 



 
 



Daily Inspiration

Today, ask yourself throughout the day, "What does my inner child need from me as a loving Adult to feel safe in interactions with people? Does my child need me to not take rejection personally? Does my child need me to stay strong in my truth and not give myself up to anyone?" Focus today on creating a safe inner space for your inner child to feel connected with others.

By


El camino a la felicidad

By Por la Dra. Margaret Paul traducido por Grace Escaip
June 24, 2013



¿Estás listo para descubrir el camino a la felicidad? ¿Estás listo para descubrir lo que Epictetus sabía hace más de 2000 años?



“Solamente existe un camino hacia la felicidad y este es dejar de preocuparse acerca de cosas que están más allá de nuestro poder de voluntad.” ~Epictetus, AD 55-135

Es difícil para mí imaginarme a Epictetus, el Griego sabio y filósofo  que nació esclavo en la que actualmente es conocida como Turquía, sabiendo lo que mucha gente aún está tratando de comprender – que “el sufrimiento ocurre por tratar de controlar lo que es incontrolable, o por negar lo que está en nuestro poder” (de Wikipedia, citando a Epictetus).

Yo cree que es verdad que “no hay nada nuevo bajo el sol,” y que solamente tenemos que seguir aprendiendo las mismas lecciones una y otra vez.

Yo sé que su enseñanza es completamente verdad, porque yo solía preocuparme acerca de todo tipo de cosas que no podía controlar y sufría con mucha ansiedad. Cuando finalmente solté la ilusión de tratar de controlar a los demás y el resultado de las cosas, y en vez de eso me enfoque en lo que puedo controlar – a mí – es ahí cuando la vida se vuelve mucho más fácil y feliz.

El control es un gran problema para la mayoría de la gente. Nos queremos convencer a nosotros mismos de que si tan solo decimos las cosas correctas, hacemos las cosas bien, rezamos bien, nos juzgamos lo suficiente a nosotros mismos, logramos lo suficiente, adquirimos lo suficiente, decimos las suficientes afirmaciones – entonces vamos a poder controlar lo que siente la gente por nosotros y el resultado de las cosas… y entonces vamos a ser felices.

¿Qué es lo que está en nuestro poder? En primer lugar en nuestro poder está el determinar nuestra propia intención – ya sea aprender acerca de amarnos a nosotros mismos y a los demás, o protegernos contra el dolor con alguna forma de comportamiento controlado.

¡Qué paradoja! Nuestros comportamientos controladores, diseñados para protegernos del dolor, son de hecho los que causan mucho de nuestro dolor. Cuando tratamos de controlar – a través de ser perfectos, de juzgarnos, de enojarnos, de sacrificarnos -  nos hacemos a nosotros mismos miserables. Cuando escogemos la intención de aprender acerca de amarnos a nosotros mismos y a los demás, entonces aprendemos a comportarnos de formas que crean felicidad.

Dado que este conocimiento estuvo disponible en el año 100 d.C., ¿por qué seguimos luchando con esto?

Existe una muy buena razón.

Uno de los sentimientos más difíciles de sentir para cualquiera de nosotros es impotencia. Es verdaderamente un sentimiento muy duro. La mayoría de la gente haría lo que fuera para evitar sentirse impotente acerca de lo que la gente siente por ellos, y sobre el resultado de las cosas. Así que evaden el sentimiento con un abanico de comportamientos controladores. Y los comportamientos controladores aparentan funcionar – no a través de afectar lo que la gente siente por ellos o por controlar el resultado de las cosas, sino a través de protegerlos temporalmente del intolerable sentimiento de impotencia. ¿Te sientes impotente cuando te enojas y culpas a alguien? Generalmente no. Lo más seguro es que te convenzas a ti mismo que enojarte y culpar es poderoso – aunque la otra persona se resista, se vaya, o también se enoje. Mientras tú estás enojado y culpando, tú estás exitosamente evadiendo el sentimiento de impotencia, así que esté comportamiento parece funcionar para controlar un sentimiento que te da miedo sentir.

Otros comportamientos controladores también funcionan para bloquear sentimientos dolorosos – sentimientos tales como soledad, desgarro y aflicción. A  mucha gente le asustan mucho estos sentimientos dolorosos de la vida, tanto así que se van a comportar de maneras que crean miseria, en lugar de arriesgarse a sentir estos sentimientos, van a evadir su dolor a través de juzgarse a sí mismos, volcarse en varias adicciones, y haciendo a otros responsables por sus sentimientos de valía y seguridad. Mientras que sus comportamientos controladores les funcionen para cubrir su impotencia, desgarro, soledad y aflicción, ellos van a pensar que estos comportamientos les están funcionando – aunque, en verdad, les está causando que se sientan ansiosos, deprimidos, avergonzados o enojados. Ellos están dispuestos a sacrificar su felicidad para evadir su dolor.

Como estableció Epictetus, la felicidad yace en soltar el tratar de controlar lo que no podemos controlar, y controlar lo que podemos. Una de las cosas que podemos controlar es si aprendemos o no a manejar los sentimientos dolorosos de la vida. Todos tenemos esta opción, y el proceso de Inner Bonding es una excelente forma de aprender esto. Una vez que ya no tengas miedo de estos sentimientos, entonces vas a ser capaz de soltar controlar lo que no puedes…y vas a encontrar tu felicidad.



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit 'El camino a la felicidad' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with El camino a la felicidad?

Search for solutions on El camino a la felicidad within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in