Daily Inspiration

Your emotions are a great gift, letting you know when you are on track or off track in your thinking and behavior, or when you need to attend to what is happening with a person or situation. Today, practice learning what your painful emotions are telling you, rather than avoiding them with your various addictions.

By


Are You on Your Mobile Phone? Click here for 2800+ mobile optimized, self help and self growth articles.

¿Desde donde te motivas?

By Grace Escaip
March 14, 2012



¿Alguna ves has observado desde donde haces las cosas? ¿Antes de hacer algo sientes que algo te impulsa, o que algo te empuja? ¿Lo haces espontáneamente y con entusiasmo como cuando de niño decidías jugar a algo, o lo haces con demasiada planeación, con mucha seriedad y solemnidad buscando la perfección y sintiéndote forzado?



Creo que son muchos los factores que afectan para que decidamos, aunque sea inconscientemente, desde donde hacemos tanto lo que tenemos que hacer como lo que queremos hacer. Creo también que solo tenemos tres opciones para decidir desde donde hacemos las cosas: desde el Yo herido, la esencia, o el adulto amoroso.

Por lo general cuando vamos a hacer algo que no queremos lo hacemos desde el yo herido y por eso nos da tanto trabajo o nos resistimos por completo. En mi experiencia, cuando actuó desde aquí siento como si me empujaran o me forzaran a hacerlo; en cambio, cuando hacemos lo que queremos y nos gusta, lo hacemos desde la esencia (muchas veces con la ayuda del adulto amoroso y de nuestra guía superior). Yo, desde este lugar, me siento como impulsada e inspirada. Cuando hacemos lo que no queremos o no nos gusta pero que es necesario para cuidarnos y para nuestro bienestar, podemos hacerlo amorosamente y sin resistirnos. Esto es posible porque lo estamos haciendo desde nuestro adulto amoroso y con la ayuda de lo superior.

Pero qué es lo que pasa cuando decides hacer algo que quieres, que te gusta y que de hecho muchas veces surge espontáneamente, y en consecuencia te sientes entusiasmado e inspirado, y con todo el impulso de llevarlo a cabo, y ¡Pum!; de repente te encuentras sufriendo por "tener" que hacer lo que tanto querías y que en un principio te hacia sentir tan bien.

Parece ser que cuando estamos en la intención de aprender y con el corazón abierto y por lo tanto escuchamos a nuestra esencia y esta nos dice que es lo que quiere hacer, y escuchamos
también  a nuestra guía superior y nos dice cual es la acción amorosa a llevar a cabo y entonces partimos desde ahí y lo empezamos a hacer, es decir, llevamos a cabo la acción amorosa que recibimos, todo va muy bien, nos vamos a sentir alegres, animados, creativos, espontáneos y con sentido del humor. Pero de pronto, pasa algo que nos hace cerrarnos y desconectarnos de nosotros mismos y de lo superior, y es ahí cuando o botamos lo que tanto queríamos hacer o cuando por estar cerrados y por lo tanto tratando de controlar, empezamos a hacerlo desde el yo herido y dejamos de disfrutarlo. El entusiasmo, el impulso, la inspiración, la vitalidad, la creatividad y la espontaneidad se nos van, y empezamos a remplazarlos y a motivarnos con la exigencia, el perfeccionismo, el juicio, el cansancio y el miedo. Todo esto nos empieza a generar sentimientos de angustia, ansiedad, enojo, depresión, culpa o culpar, aburrimiento, insatisfacción, vergüenza, celos, competencia, etc.

Por eso es muy importante estar siempre muy al pendiente de tus sentimientos y de tu intención ya que estos te están avisando desde donde estas haciendo lo que estas haciendo, o si ya perdiste el rumbo, y así lo puedas retomar desde el lugar adecuado. De lo contrario, aunque continúes haciendo lo que querías y te habías propuesto, si lo haces desde el yo herido el precio que vas a pagar puede ser muy alto.

Muchas veces aunque terminemos y logremos lo que en verdad queríamos, si nos motivamos y lo hacemos desde el yo herido acabamos sin disfrutarlo, exhaustos, desmotivados para continuarlo o volver a hacerlo, sintiéndonos solos, desanimados, sin apoyo, no entendidos y muchas veces enfermos.

La práctica diaria de Inner Bonding te va a ayudar para que hagas lo que no te gusta hacer pero que es para tu bien, de una manera que deje de ser una carga y de agobiarte tanto; para que no dejes de hacer lo que te gusta hacer, lo que disfrutas y lo que te brinda dicha, y para que siempre lo puedas hacer desde tu esencia; y por último para que ¡DEJES¡ de hacer lo que no te gusta, ni quieres, ni es amoroso para ti.



Attribution-NonCommercial-NoDerivs
CC BY-NC-ND


Send this article to a friend    Print this article    Bookmarked 0 time(s)
Bookmark and Share    Share with Del.icio.us    submit '¿Desde donde te motivas?' to digg Share with Digg    Share with StumbleUpon
There are no videos, Click to add one to the gallery!
There is no audio, Click to add audio to the gallery!
There are no pictures, Click to add one to the gallery!

Comments


More Help

Looking for help with ¿Desde donde te motivas??

Search for solutions on ¿Desde donde te motivas? within the InnerBonding.com website using Google's Site Search.

Click to Share
Facebook Digg it MySpace Twitter Stumbleupon Windows Live Yahoo! My Web Linked in